Recetas

Pan Casero: Fácil y rápido


Nunca había hecho pan pero en esta cuarentena he sucumbido a la fiebre del pan casero.


Pensaba que iba a ser mucho más complicado y laborioso conseguir un pan decente pero me equivocaba. Hoy voy a compartir con vosotros una receta muy fácil a la que apenas vamos a dedicar tiempo y que sólo lleva 4 ingredientes. Con estas cantidades nos saldrán 2 barras o una barra y un pan. ¿Os animáis a hacerla?


INGREDIENTES:

  • 500gr Harina
  • 300ml Agua templada
  • 4 gr levadura seca de panadería
  • 10gr sal


ELABORACIÓN :


Vamos a disolver nuestra levadura en el agua templada.


En un bol ponemos la harina y la sal y mezclamos. A continuación añadimos el agua con la levadura y amasamos durante 5 minutos. Debemos conseguir una masa homogénea, blandita y que no se pegue en las manos.


Pondremos en un bol, taparemos con un paño limpio y dejaremos reposar 5 minutos.


Pasado este tiempo amasaremos durante un par de minutos y volveremos poner en el bol, taparemos y dejaremos reposar otros 5 minutos.


Pasado este tiempo volveremos a amasar durante un par de minutos. Ponemos en el bol nuevamente, tapamos y dejamos reposar entre 30 minutos y 3 horas. Todo depende de la prisa que tengamos pero dejándolo levar más tiempo conseguiremos una miga más esponjosa y una corteza más crujiente.


Pasado el tiempo del primer levado veremos como nuestra masa ha doblado su volumen. Ponemos la masa en la superficie de trabajo con harina y dividimos en dos. Ahora simplemente le daremos la vuelta a cada porción y meteremos los bordes con el dorso de la mano para crear tensión en la superficie, formando una bola. Repetiremos la operación con la otra porción de masa y dejaremos reposar 15 minutos tapándolas con un trapo limpio.


Ha llegado el momento de formar las barras. Cogemos cada porción de masa, le damos la vuelta y volvemos a meter los bordes con el dorso de la mano para crear tensión en la superficie. Ahora la hacemos rodar entre nuestras manos para ir dándole la forma alargada de barra. Ponemos nuestras barras en la bandeja de horno, tapamos con con trapo evitando que haya corrientes de aire ya que eso afectaría mucho a nuestra masa y dejamos levar 1 hora.


Precalentamos nuestro horno a 250°C con calor arriba y abajo y metemos en la parte baja del horno un recipiente con un pelín de agua caliente. Antes de introducir nuestras barras debemos hacerle unos cortes en la superficie para facilitar que estas suban en el horno y espolvorear un poco de harina sobre ellas.


Meteremos nuestras barras cuando el horno esté caliente y cuando lleven 10 minutos bajaremos la temperatura a 220°C y sacaremos el recipiente con el agua y dejaremos otros 10 o 15 minutos, según nos gusten de doradas.


No os podéis imaginar lo crujiente que está al salir del horno y lo esponjoso que queda por dentro. Es un verdadero placer poder disfrutar de este pan recién hecho, aunque si os sobra no os preocupéis porque aguanta bastante bien hasta el día siguiente.


Espero que os haya gustado la receta y que os animéis a hacer pan en casa, es muy gratificante y engancha.


Un saludo, Elena❤️.

Mi nombre es Elena y soy mamá de Sofía e Imran. Me gustaría compartir con vosotros reseñas sobre productos, las últimas novedades en puericultura, recetas saludables para bebés, cuentas de instagram sobre maternidad y moda. Espero que os guste y me acompañéis en esta nueva aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *