Recetas

Roscos Fritos

Sigo con las recetas típicas de semana santa y hoy os traigo estos roscos fritos. Si os digo la verdad han sido todo un descubrimiento, yo nunca me había animado a hacerlos y están riquísimos. Su elaboración es muy fácil y rápida, sólo hay que pillarle el punto a la masa y el resultado es espectacular. Yo tengo claro que los voy a seguir haciendo durante todo el año porque a mi peques le han encantado (y a mí también🙊).

INGREDIENTES (30 unidades aprox.):

  • 500gr de Harina
  • 250ml Aceite girasol
  • 100ml Leche
  • 100ml Zumo de naranja
  • 15gr Levadura química
  • Ralladura 1/2 limón
  • Pizca canela
  • 2 Huevos
  • 5cdas Azúcar

ELABORACIÓN:

En un bol batiremos los huevos junto con el azúcar y la ralladura de limón. A continuación añadiremos el aceite poco a poco sin dejar de batir, cuando esté completamente integrado incorporamos la leche, el zumo de naranja y la canela. Por último añadiremos la harina junto a la levadura que tendremos previamente tamizadas. Batimos hasta tener una masa homogénea.

Debe de quedarnos una masa muy blandita, tenemos que evitar la tentación de incorporar mas harina ya que eso harina que nos quedaran unos roscos muy duros.Vamos a ir cogiendo porciones de masa con una cuchara y vamos a pasar por un plato con harina, la idea es solo cubrir la parte superficial para ayudarnos a bolear un poco y las vamos poniendo en una bandeja.

Cuando ya tengamos hecha porciones toda la masa pondremos el aceite a calentar. La temperatura del aceite debe ser media-alta, tenemos que controlar que no este muy fuerte el fuego porque si no se quedarían crudos por dentro.

Vamos a echarnos una gotita de aceite en las manos, eso nos ayudará a poder manejar la masa mejor y que no se pegue en las manos, y vamos bolear de nuevo para lograr una superficie lisa. Con ayuda de nuestros dedos formaremos el agujero del rosco y lo echaremos en el cazo directamente. Al principio se quedarán en el fondo del cazo y pasados unos segundos subirán a la superficie, iremos dando vueltas hasta que estén dorados por ambas caras. Cuando los saquemos los rebozaremos en azúcar.

Y ya tenemos nuestros roscos listos, una vez que los probéis no vais a poder parar de comerlos.Si los guardáis en un recipiente hermético aguantan perfectamente varios días.

Espero que hagáis la receta y os guste tanto como mí. Un saludo, Elena❤️.

Mi nombre es Elena y soy mamá de Sofía e Imran. Me gustaría compartir con vosotros reseñas sobre productos, las últimas novedades en puericultura, recetas saludables para bebés, cuentas de instagram sobre maternidad y moda. Espero que os guste y me acompañéis en esta nueva aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *